El emperador

Simbología: El Emperador está sentado sobre un trono de piedra que afirma la solidez del cargo y de las funciones que ostenta. Sus extremos están rematados por cabezas de carnero (Aries) y representa la fuerza que puede ser puesta en acción. El cielo es de color anaranjado porque es el signo de Aries. El Sol, cuyo color es el naranja, se encuentra en exaltación. El Emperador lleva una corona-casco, que está rematada por el símbolo de Aries, y en ella se observan cinco piedras preciosas que simbolizan los cinco sentidos. El Emperador lleva en su mano activa (la derecha) un cetro rematado con el símbolo de Venus y es que la principal función de la razón es el control de las emociones y de la imaginación. Detrás de él las abruptas montanas de la ciencia y el saber, que por la inteligencia, la imaginación, la observación y la lógica van siendo conquistadas.
El Emperador es un hombre con barba blanca (un hombre de cierta edad), pues el razonamiento y las experiencias es lo que hace madurar a las personas.

Significado

Positivo: El número cuatro de está carta quiere simbolizar la materia, el Emperador nos enseña que tenemos que aprender a dominarnos, nos enseña a controlar nuestro cuerpo y nos enseña a dominar la materia para transformar lo físico en espiritual.
El Emperador simboliza el elemento estructurante, nuestra estabilidad, nuestra seguridad y continuidad, muestra nuestro afán de independencia asumiendo nuestros cometidos con orden y responsabilidad.
Representa una presencia masculina, fuerte y protectora, con intenciones serias. Se trata, en general, de un hombre de prestigio, un abogado, un arquitecto, un médico, en cualquier caso, un intelectual, maduro, pero aún vital, de edad variable entre los cuarenta y los sesenta años. Leal y orgulloso, siempre constructivo, puede ser un padre tradicional pero justo, un hermano mayor, un tío o el marido, un jefe en el que se podrá confiar, sobre todo cuando se buscan apoyos y protecciones.
Todas las metas podrán realizarse gracias a la voluntad y a la sangre fría. Dotes de mando, satisfacciones, independencia ordenada, en la que nada se deja al azar.

En lo profesional: Esta carta significa que lo que más nos importa es el orden y realizar nuestros deseos y planes que tenemos proyectado desde hace tiempo. El Emperador significa que tenemos los conceptos claros, que somos disciplinados, perseverantes y y que somos capaces de asumir nuestra determinación y voluntad a la hora de asumir nuestras responsabilidades. Se trata de realizar un trabajo duro en el que no se nos regala nada y que depende de nuestras cualidades es saber llegar a la meta.
Profesiones relacionadas con las leyes.
Personas uniformadas.

Relaciones: En el plano afectivo una relación se consolida, en una convivencia o en un matrimonio. Sentimientos intensos no egoístas, sólidos vínculos de amistad, noviazgos largos destinados a una feliz unión. Paternidad, nacimientos, papel educador y guía que debe ejercitarse con autoridad en familia.

Negativo: Representa a un hombre brutal, tiránico, egoísta, avaro, un adversario temible, contra el que se está luchando en vano, un rival. Una pareja despótica, un jefe inflexible y demasiado autoritario que hace la vida difícil a sus empleados. Un padre opresor que tiende a hundir a la familia.
Se anuncia un fracaso o, en la mejor de las hipótesis, un éxito parcial, insatisfactorio, porque el proyecto formulado no era bastante sólido y las protecciones ineficaces.
Ruptura del equilibrio a causa de una actitud que resulta excesivamente rígida, déspota e incluso en ocasiones caprichosa. Falta de habilidad y fuerza para conducirse por la vida. Masculinidad extrema. Riesgo de quedar anclado en una situación, en algunas ocasiones representa perdidas materiales.

Planeta: Marte
Signo: Aries
Color: Rojo
Parte del cuerpo: Parte superior de la cabeza, rodillas.
Lugar Geográfico: Cáceres, Badajoz, las zonas mas áridas.

La responsabilidad enseña a cumplir y asumir poder.