El Mundo

Simbología: En el centro de una elipse cuya forma es la del número cero, se encuentra el danzante cósmico con las varas energéticas de la creación y la destrucción en sus manos. Su cuerpo esta envuelto con un velo violeta, que corresponde a la energía de Júpiter, Señor de la manifestación y de la plenitud y abundancia del universo.
Las hojas verdes de la elipse simbolizan los millones de vidas individuales de naturaleza masculina y femenina que, a través del deseo, el amor y el sexo, vienen a la existencia. Esta fuerza está simbolizada por los signos del infinito en color rojo que, como lazos, sostienen la elipse vegetal.
Las cuatro cabezas son los cuatro representantes de las energías básicas del universo, el fuego Leo, el agua Escorpio, el aire Acuario y la tierra Tauro.
Nos encontramos ante la carta que representa el último nivel de conciencia humana, el más elevado, la carta del mundo o del universo.
Lo que hace esta carta es representar el nivel de conciencia más alto, aquel al que se llega después de haber experimentado las etapas anteriores descrita en el resto de los arcanos mayores del tarot. en este nivel superior, el ser humano es puro espíritu, su alma está completa e integrada con el cosmos.

Significado

Positivo: Carta de pleno éxito, dominio de las situaciones, objetivos realizados, premios, recompensas, sentimientos nobles y altruistas. Deseo de perfección y de la obra bien hecha. Vida larga y dichosa. Sentirse protegido por la fuerza divina.
El Mundo comparte con el Sol el título de mejor arcano de la baraja. El simbolismo al que corresponde, asegura una evolución lenta, pero constante, en la dirección del cumplimiento total, el éxito será completo y duradero, la victoria sobre los obstáculos será aplastante, el resultado totalmente favorable y casi milagroso. Es pues, la carta de la plenitud, de la realización, de la perfección, de la certeza que no deja lugar a dudas, y con la protección del destino, el ciclo de los acontecimientos ha alcanzado la culminación. Salud, jubilo, alegría de vivir, afectos correspondidos, objetivos profesionales alcanzados, notoriedad, todo funciona según las mejores expectativas del consultante.
Simboliza todo lo que es perfecto, estable y duradero.

En lo profesional: El Mundo es un signo importante de que hemos elegido bien nuestro camino profesional y que tendremos la oportunidad de poder tener éxito con nuestra vocación. También es indicador que seguimos por el buen camino, pero la profesional puede evolucionar con el tiempo, por locuaz no hay que tener un exceso de confianza, sino seguir haciendo las cosas de la mejor manera.

Relaciones: En el plano afectivo indica la coronación de un sueño de amor, noviazgo, boda. Una unión feliz y duradera, protegida por el destino, con una persona perfectamente complementaria. Fecundidad, embarazo deseado, un niño que llega para completar la armonía de la pareja.
En negativo indica relaciones personales insatisfactorias, incomprensiones, preocupaciones por la pareja, alejamiento temporal, tendencias homosexuales.

Negativo: Fracasos. Ambiente negativo que produce inseguridad y miedo. El éxito, seguro pero no inmediato, se resiste de la influencia de obstáculos externos, superables pero molestos. Molestias, contratiempos, pequeñas desilusiones debidas a un éxito sólo parcial. Un clima de hostilidad, en familia o en el trabajo, impone una elección entre la lucha y la renuncia temporal, es necesario un sacrificio pero no es seguro que dé sus frutos en breve plazo.
Visión escasa hacia el futuro, falta de orientación, incapacidad para finalizar una tarea o el estudio de una carrera que prometía. Ambiente desconsiderado y rechazo social.

Planeta: Saturno y Júpiter en equilibrio.
Signo: Capricornio y Sagitario.
Color: Azul añil.
Parte del cuerpo: Obesidad y huesos.
Lugar geográfico: Castilla la Mancha.

Envejecer es obligatorio, madurar es opcional.

Comparte: