La Muerte

Simbología: El cuarto jinete del Apocalipsis, cubierto con su armadura negra y con rostro cadavérico, avanza sosteniendo en su mano izquierda una bandera en la que figura una rosa blanca llamada la rosa mística (símbolo de la vida), afirmando con ello que a la muerte siempre le precede la vida. La mano que sostiene esta bandera está retorcida y junto con la pluma roja sobre su casco que cae hacia abajo, simboliza que la energía que antes se manifestaba como fuerza vital, está operando en distinta dirección, produciendo las circunstancias que determinan la muerte. El centro de la rosa mística está lleno de semillas para indicar que la próxima existencia queda rigurosamente determinada por las situaciones kármicas, de los actos producidos en ésta.
La Muerte allí por donde pasa nada vuelve a ser como antes. Esta carta simboliza la renovación de la vida tras la muerte, muerte que se refiere a la persona, al ego y al renacer del espíritu.

Significado

Positivo: El número 13 de esta carta se asocia desde siempre a la desgracia y encierra el significado de desaparición. Esta carta, lejos de ser negativa, lleva implícito un nuevo comienzo, un despertar y una regeneración. Actúa con desapego, nos liberamos de las cargas materiales y eleva el espíritu. Fin de una situación, cambio inesperado, bueno o malo, y en ocasiones perdida de amistades, de trabajo, renacimiento interior.
La Muerte significa la despedida, el fin. De esta forma es a la vez también damos paso a los nuevo, a lo venidero, pero esta carta en principio nos esta indicando un final, puede ser un final liberador largamente esperado, pero también tendremos experiencias dolorosas que nos indica esta carta.
Representa a una persona solitaria, una persona que vuelve a formarse una existencia tras un enorme dolor. Un investigador, un médium, un ginecólogo, hombre o mujer.
Es el arcano de la transformación y del movimiento, el necesario abandono del pasado para acceder a un futuro lleno de promesas.
Lo que debía suceder ya ha sucedido, se ha tocado fondo y ahora ya no queda nada que temer. Este arcano simboliza todo lo que deriva del pasado, las enseñanzas, los secretos, las herencias materiales y morales.

En lo profesional: La Muerte significa el fin de nuestra actividad actual. Nos despedimos de nuestras tareas cotidianas o nuestro puesto de trabajo, está carta nos indica transformaciones y finales de una situación, puede ser a través de la llegada de la jubilación después de años de actividad, puede después de pasar un tribunal médico.
Depresiones.
Temas relacionados con testamentos.

Relaciones
En el plano afectivo se impone un cambio dentro de la pareja, en el sentido de una acción fuerte, una aclaración reequilibradota o, cuando esta ya no sea posible, de una ruptura, dolorosa pero beneficiosa para la evolución individual.
En negativo indica ruptura súbita de una relación, de una amistad, de un matrimonio. Separación definitiva de la pareja.

Negativo: Estancamiento y falta de flexibilidad ante nuevas situaciones, lo que produce el quedarse atrás. Noticias dolorosas. El cambio preconizado da miedo y se vive muy mal, con una amplísima gama de sentimientos negativos, del disgusto a la desesperación, de la melancolía a la angustia, del desaliento al victimismo. Tras una derrota, un retraso, un obstáculo, un fracaso por razones de fuerza mayor, el programa exige ser revisado rápidamente. Pasividad frente al destino, todo ello agravado por la falta de autoestima, el pesimismo, y la carencia de recursos y apoyos. Puede ser indicio de muerte, de una separación, de una perdida, de un dolor, del final y del alejamiento de lo que estaba destinado a caer espontáneamente.

Planeta: Marte.
Signo: Escorpio.
Color: Rojo.
Parte del cuerpo: Órganos genitales, ano, punta de la nariz.

Si exagerásemos nuestras alegrías como lo hacemos con nuestras penas, nuestros problemas perderían toda su importancia.

Comparte: