La Suma Sacerdotisa

Simbología: Entre dos columnas Jakin, la columna blanca “J”, relacionada con lo masculino, con la idea de la fuerza, la actividad y energía expansiva, equilibra la polaridad contraria Boaz, columna negra “B”, representando lo femenino, la pasividad y la energía magnética, se produce el velo en el que las granadas y las palmas, distribuidas según la disposición del árbol de la vida, representa la ley de causa y efecto, ya que cada granada llena de semillas es la causa de la multiplicidad de efectos.
La ley del ritmo, nacimiento, crecimiento, decrepitud y muerte, aparece simbolizada por la corona de plata que se encuentra sobre la cabeza de la Suma Sacerdotisa, lleva en su pecho una cruz de brazos iguales, que significa la belleza y ésta se produce cuando energías complementarias se unen de forma equilibrada y armónica.
La Papissa se encuentra guardando los secretos del templo, en su regazo lleva un libro que contiene la palabra TORA (significa ley) que contiene todos los “misterios”. Ella conoce la verdad, pero guarda silencio, incitando a que la descubramos por nosotros mismos a través del verdadero conocimiento.

Significado

Positivo: El número dos de esta carta muestra la dualidad de dos mundos, el de fuera y el de dentro, simboliza el equilibrio entre lo interior y lo exterior, la separación entre el mundo material y espiritual, así como la búsqueda de la verdad.
La Suma Sacerdotisa representa nuestros poderes inconscientes, nuestra sutil intuición, nuestro don de adivinación, expresa el entendimiento, la indulgencia, la bondad y la disposición al perdón.
En su modestia y feminidad, la Papisa condensa una serie de valores femeninos, como la paciencia, la constancia, la fecundidad, pero invita a la cautela y a la reflexión. Se dará el fruto, asegura, pero sólo tras un ciclo de inevitable maduración de los acontecimientos.
Representa, por tanto, todo aquello que crece lentamente a través de un profundo proceso de transformación y de silencio. Realizar un deseo que interesa mucho será, pues, posible, pero sólo con la condición de que se siga la vía del equilibrio y de la perseverancia, es preciso actuar con reserva y escuchar los mensajes del inconsciente, que indican siempre el camino más correcto a seguir.

En lo profesional: Esta carta nos indica que nos enfrentamos a nuestras tareas cotidianas de forma tranquila dejándonos llevar por nuestro instinto con paciencia y sinceridad, que estamos dispuestos aceptar nuestros estímulos y alicientes como algo cotidiano que nos dará el fruto más adelante si actuamos con precaución.
Nos puede estar indicando que en nuestro trabajo tenemos que guardar secretos como puedan ser las secretarias, psicólogos, terapeutas, cartomantes, e incluso mujeres que trabajar en casa cuidando de su familia sin más motivación que proteger a los suyos.

Comparte: